CERES–CASTILLA Y LEÓN ANIMA A LAS MUJERES Y HOMBRES DEL MEDIO RURAL A SALIR A LAS CALLES Y PLAZAS DE SUS PUEBLOS EL PRÓXIMO DOMINGO 8 DE MARZO

Las mujeres del medio rural convivimos con una desigualdad de oportunidades entre mujeres y hombres que se ve agravada por el desmantelamiento de servicios y la falta de apuestas de futuro a largo plazo por el medio rural.

Valladolid, 6 de marzo de 2020.- CERES–Castilla y León alienta a las mujeres y hombres del medio rural a que se movilicen el próximo 8 de marzo en sus localidades para reivindicar  igualdad y equidad social, cultural, económica y familiar de las mujeres del medio rural. Las mujeres vivimos una desigualdad de consentimiento, es decir, aunque las leyes sean igualitarias esto no se traduce en la práctica del día a día.

Desde CERES-Castilla y León consideramos como ejes fundamentales de nuestras reivindicaciones los siguientes aspectos:

  • Una Política Agraria Común realmente igualitaria en la práctica y no solo en el espíritu o en la letra de la normativa, que  se haga verdadero eco de la perspectiva de género en toda su dimensión, y no relegue a un segundo término a miles de agricultoras y ganaderas en base a la singular menor capacidad productiva y tamaño de sus explotaciones.
  • Un próximo Programa de Desarrollo Rural 2021-2027 que contemple inequívocamente la desigualdad en el medio rural como una necesidad y no únicamente como una mera prioridad que acompaña a determinadas medidas. Resulta ineludible tener en cuenta la perspectiva de género en todo su diseño y desarrollo programático
  • Promover cambios en la estructura patriarcal social que nos limita el acceso de las mujeres a los cargos de dirección en diferentes ámbitos, allí donde se toman las decisiones y donde se determinar las políticas económicas y sociales a aplicar.
  • La necesidad de trabajar por una Ley de Titularidad Compartida más ambiciosa, en la cual se mejoren aquellos puntos que limitan y no garantizan unos derechos plenos a largo plazo de las mujeres.
  • El desarrollo de Campañas de lucha contra las violencias machistas en el medio rural e intensificación de las medidas de ayuda y apoyo a las víctimas. Hay que señalar que en el medio rural el machismo se encuentra mucho más arraigado culturalmente, con un control físico y mental de las mujeres mucho mayor, y que les imposibilita a dar el paso y que les dificulta y en ocasiones coarta a la hora de denunciar.
  • Trabajar por la corresponsabilidad en el medio rural y la erradicación de los estereotipos de género. Las mujeres que vivimos en el medio rural sufrimos con mayor intesidad la desigualdad porque a la desigualdad de género se suma la desigualdad social con respecto al medio urbano, lo que hace que la falta de servicios incremente la demanda de atención a personas dependientes en las familias y esta labor recaiga en las mujeres, mermando su posibilidad de desarrollo profesional pero también personal.
  • Apostar por un modelo de vida y de producción sostenible que garantice la soberanía alimentaria de los países y la calidad de los productos frente a las políticas neoliberales que promueven la precarización del trabajo, la desigualdad social y el negacionismo del cambio climático entre otras cuestiones.

Por todo ello y por muchas más cuestiones –brecha salarial, educación en igualdad, perspectiva de género en la salud, etc.-, desde CERES-Castilla y León invitamos a todas las personas, hombres y mujeres, a luchar por una igualdad real, efectiva y justa que nos haga avanzar hacia un modelo social más coherente y  enriquecedor.

  Más información: Maria José Garre Aparicio, 656 33 84 04
( Presidenta de Ceres-Castilla y León )